¡Bienvenidos!

El paisaje es cualquier área de la superficie terrestre producto de la interacción de los diferentes elementos presentes en ella y que tienen un reflejo visual en el espacio. Por lo tanto, el paisaje es el aspecto que adquiere cualquier terreno que se ve desde un sitio.

Elementos que definen el relieve y los paisajes costeros

Los ríos, el mar, el viento... hay muchos factores que influyen en el relieve de las zonas costeras, y podemos encontrar ejemplos de todos ellos en España.
Los elementos de gran entidad que definen el paisaje costero son: las penínsulas, los golfos, las islas y los archipiélagos.


Una península es una extensión de tierra rodeada de agua por todas partes menos por una.
En Europa encontramos penínsulas como la Península Ibérica o la Península Itálica. Y, en el mundo, las penínsulas de Florida (América) y Corea (Asia).

Un golfo es una gran extensión de mar que se interna en la tierra entre dos cabos. En España encontramos golfos como el de Valencia o el de Vizcaya.
Una isla es una porción de tierra rodeada de agua por todas sus partes. Un archipiélago es un conjunto de islas. En España hay dos archipiélagos, el canario y el balear.
Ahora veremos los elementos menores que conforman el paisaje costero. Éstos son: las playas, los acantilados, los cabos, las rías, los fiordos y los estuarios.

Muchas veces, los cambios producidos en el paisaje son debidos a las mareas marítimas. Las mareas son cambios periódicos del nivel del mar, producidos por la fuerza gravitacional de la Luna. Pero los mayores cambios que experimenta el paisaje no son causados por la naturaleza. Desde hace tiempo y especialmente en los últimos años, el principal agente modificador del paisaje es el ser humano. Así pues, la invasión urbanística y el turismo masivo reconfiguran y deterioran el paisaje de la costa.
El calentamiento global del planeta ha supuesto un aumento en la temperatura del mar, lo que supone un grave problema ecológico.
¡Protege y cuida el paisaje, por nuestro bien y por el de todo el planeta!

Otro elemento que define el litoral o paisaje costero son las plataformas de abrasión. La línea de costa no es constante, ya que, esta avanza y retrocede constantemente. Cuando el mar avanza sobre los continentes sucede un proceso de transgresión, y cuando el mar retrocede, se produce el proceso de regresión. Estos procesos dan lugar a dos tipos de costas:
- Costas de inmersión: son costas en las que el mar está avanzando sobre el continente. Este tipo de costas nos dan accidentes geográficos como los fiordos (el agua marina se adentra en un antiguo valle glaciar) y las rías (el agua marina se adentra en un auntiguo valle fluvial).

                                                 Fiordo                                                                             Ría

- Costas de emersión: son costas en las que el mar está retrocediendo del continente. Este tipo de costas dan lugar a accidentes geográficos como las plataformas de abrasión.
Cuando el mar llega a la costa, este golpea con mayor fuerza en las zonas salientes del litoral, es decir, en los cabos el mar llega con más energía que en las bahías. El mar tiene una tendencia evolutiva rectilínea, por lo que un relieve recto en el litoral es símbolo de costa madura.
Las zonas salientes del litoral suelen estar formadas por acantilados, los cuales sufren la erosión constante del mar y de los materiales que este lleva. Esta erosión produce que los acantilados vayan retrocediendo en el mar, quedándose a los pies de estos las plataformas de abrasión.




¿Cómo sedimenta el mar?
Cuando las olas penetran en las bahías llegan muy debilitadas, debido a que la energía que traían la han perdido en los salientes del litoral, al chocar con fuerza en ellos, de modo, que es en las bahías donde el mar deposita los materiales que este contenía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada